Lacanche

Se connecter

Una Historia

La historia del pueblo de Lacanche está estrechamente relacionada con su actividad metalúrgica, de la que se tiene constancia desde la Alta Edad Media. Fue en esta época cuando se construyeron una fundición y una forja para explotar el mineral de hierro y el agua, disponibles en grandes cantidades en la zona.
En 1763, Jean-Baptiste de Richard de Curtil hizo construir un “bajo horno”.

Durante la Revolución francesa y en los años siguientes, Jacques-Étienne Caumartin continuó con la explotación de las forjas y veló por el desarrollo del lugar. Se llevaron a cabo nuevas inversiones para mejorar la calidad del hierro fundido producido. Se perfeccionaron las técnicas, y la capacidad de producción de la fundición iba aumentando gradualmente. Ferdinand Coste y sus descendientes contribuyeron al auge de la actividad industrial en los siglos XIX y XX.
Mientras Antonin Carême, Auguste Escoffier y sus discípulos expanden la gastronomía francesa, la fabricación de hornos y de material para cocinas se convierte en la especialidad de los talleres de Lacanche.

Lacanche es una empresa familiar que, a la vez que mantiene un profundo respeto por su pasado, considera principios esenciales la innovación, la calidad y el respeto a las personas y al medio ambiente. Es siempre en el mismo lugar de origen donde se diseñan y se fabrican por encargo sus “pianos gastronómicos”, apreciados hoy en día en los cinco continentes.