Lacanche

Se connecter

Asesoramiento profesional

Los fuegos abierto

Fuegos abiertos

Apreciados por sus prestaciones y su facilidad de uso, los fuegos abiertos siempre han contado con la preferencia de los chefs. Las ventajas son muchas: poder utilizar todo tipo de cazuela, valorar con una mirada la potencia de la llama, regularla en función de las medidas del utensilio y de evolución del guiso.

Los quemadores se componen de dos piezas extraíbles. El cuerpo del quemador, fabricado en aluminio de fundición, constituye la base para la tapa del quemador, fabricado en latón. Estos quemadores pueden extraerse para facilitar la limpieza de la encimera.

Las rejillas de hierro fundido son especialmente robustas. Soportan todo el peso de los utensilios habituales, como cazuelas, sartenes y ollas de hierro fundido, así como los accesorios concretos propuestos, como la plancha ranurada o lisa o el soporte para wok.

Regulación de la potencia de calor y rendimiento

Los pianos de cocción de Lacanche están equipados con quemadores de gas de distintas potencias (de 1,5 a 5 kW). Especialmente desarrollados por Lacanche, marcan una gran diferencia en la forma de cocinar, y es que su rendimiento es verdaderamente excepcional. Sus quemadores con llama auto-estabilizante permiten obtener desde un fuego muy suave para cocer a fuego lento, hasta grandes llamas para soasar rápidamente. Están equipados con encendido eléctrico y seguridad por termopar. Su distribución adecuada permite utilizar utensilios de cocción, cazuelas, sartenes y ollas de hierro fundido de grandes dimensiones de hasta 40 cm de diámetro sobre el quemador de 5 kW. La opción lateral, que consiste en dos fuegos abiertos, permite el uso simultáneo de dos cazuelas, sartenes o utensilios con un diámetro de 26 cm.

Limpieza de las tapas de los quemadores de latón
Las tapas de los quemadores pueden limpiarse con paños de fregar ligeramente abrasivos, jabón o piedra de arcilla. En caso de restos más persistentes, también es posible sumergir las tapas de los quemadores en una mezcla de agua y vinagre blanco llevado a ebullición durante unos 20 minutos. Luego, después de dejar enfriar la mezcla, se pueden retirar las tapas y frotarlas con una esponja abrasiva.
Además, Lacanche ofrece como accesorios cubiertas de quemadores esmaltadas para colocarlas directamente sobre las tapas de latón de los quemadores a fin de protegerlas de las salpicaduras durante su uso.

Limpieza de los cuerpos de los quemadores

Los cuerpos de los quemadores (parte inferior extraíble del quemador) de aluminio fundido pueden lavarse en el lavavajillas. Si es necesario, se puede utilizar un paño de fregar ligeramente abrasivo o una esponja de acero inoxidable para perfeccionar el acabado de la superficie.

Limpieza de las rejillas

Las rejillas de soporte de hierro fundido esmaltado son extraíbles y pueden lavarse en el lavavajillas.que esto suponga un inconveniente para su uso.

> Personalice su encimera de cocción Lacanche