INICIO I ACTUALIDAD I DISTRIBUIDORES

Lacanche

Se connecter

Consejos profesionales

Los hornos

El uso de los hornos es de vital importancia en la cocina. Sin estas técnicas, la cocción en profundidad por el espesor de los alimentos sería muy difícil. Cocer el pan, hacer pastelería es prácticamente imposible sin el horno. Además los hornos son también el punto final de una receta, una vez que los alimentos se han marcado en los fuegos, y para que éstos mantengan sus jugos y no se resequen, los terminamos en el horno.
Disponibles en tres versiones, gas, eléctrico o eléctrico de convección forzada, todos son adecuados para cualquier tipo de preparación.
Gas o electricidad, la elección de la energía se hace en función de las costumbres culinarias de cada uno. Unos preferirán el horno de gas para los asados por ser capaz de conseguir una fuerte temperatura y una temperatura constante, otros elegirán el horno eléctrico por su regulación más precisa, más adaptada a la repostería o el del horno de convección por su rapidez en alcanzar la temperatura.
Una cosa hay en común en todos los hornos Lacanche: su diseño profesional y su larga duración.
La técnica que acercará los dos modos de cocción eléctrica es el horno de convección, (aspiración de aire, paso de este aire por las resistencias circulares situadas alrededor de la turbina), esta rápida subida en temperatura permite cocciones regulares en distintos niveles.
Los hornos Lacanche de gran capacidad (65 litros) están disponibles en versión eléctrica multifunción. Este equipamiento permite la cocción en tres modos distintos: estático, convección y gratinador. Un conmutador mecánico situado en el panel de mandos permite seleccionar el modo de cocción.
El recubrimiento de las paredes en esmalte vitrificado permite un mantenimiento fácil. Las guías para colocar las bandejas de horno permiten la colocación de éstas en tres distintos niveles. Estos soportes son amovibles y fáciles de limpiar.

Regulación de la temperatura
Se recomienda precalentar el horno 10-15 minutos antes de hornear las preparaciones. (La posición del termostato se debe poner 20º a 30º menos que la temperatura requerida para su receta durante el precalentamiento). Hornear seguidamente, y regular el termostato a la temperatura deseada. Abrir la puerta del horno lo menos posible.

Consejos de utilización
Es importante vigilar que las preparaciones no se sitúen cerca del elemento radiante para evitar la exposición excesiva de la fuente.
Se aconseja para evitar salpicaduras de grasas durante la cocción el uso de recipientes resistentes al calor (fuentes de barro o de hierro esmaltado) con bordes altos, adaptados al tamaño de la pieza a asar, darle la vuelta a las carnes rojas a media cocción y cubrir con el jugo la receta.