Lacanche

Se connecter

Asesoramiento profesional

Los hornos Lacanche

Hornos

El uso de los hornos es de vital importancia en la cocina. Se trata de un elemento indispensable para la repostería y para las recetas que requieren una cocción en profundidad por el espesor de los alimentos, como los gratinados o los asados. Los hornos son también a veces el punto final de una receta, ya que ciertas recetas han empezado con los alimentos marcados en los fuegos, y para que estos mantengan sus jugos y no se resequen, se han terminado de cocer en el horno.

Los hornos de los pianos de cocción de Lacanche son altamente eficientes. Su diseño y la naturaleza de los materiales utilizados permiten rápidos aumentos de temperatura y una gran inercia térmica para obtener cocciones homogéneas.


Versión en gas y eléctrica, estática, aire propulsado, multifunción.

Los hornos de Lacanche están disponibles en tres versiones: gas, eléctrico y eléctrico de convección forzada, que pueden combinarse en el mismo piano si está equipado con dos hornos. Gas o electricidad, la elección de la energía se hace en función de las costumbres culinarias de cada uno. Unos preferirán el horno de gas, que conserva un poco más la blandura de los alimentos y permite obtener un “efecto único” más marcado. Otros elegirán el horno eléctrico por su regulación más precisa, más adaptada por ejemplo a ciertas recetas de repostería.
La técnica que acercará los dos modos de cocción es, sin duda alguna, el horno de aire propulsado. Además de su rápida subida de temperatura, el horno de aire propulsado, que en Lacanche utiliza el principio de la convección forzada (aspiración de aire, paso de este aire por las resistencias circulares situadas alrededor de la turbina), permite una cocción regular en varios niveles.

Los hornos de Lacanche de 65 litros (L. 530 x F. 430 mm), propuestos bajo todos los modelos compatibles con la gama profesional GN 1/1, están disponibles en versión eléctrica multifunción. Este equipamiento permite la cocción en tres modos distintos: estático, convección y gratinador. Un conmutador mecánico situado en el panel de mandos permite seleccionar fácilmente el modo de cocción.
Las paredes del horno cuentan con un recubrimiento en esmalte vitrificado antiácido. Las guías esmaltadas para colocar las bandejas de horno permiten la colocación de estas en tres niveles distintos. Son extraíbles y fáciles de limpiar.

Regulación de la temperatura


Se recomienda precalentar el horno 10-15 minutos antes de hornear las preparaciones. La posición del termostato se debe poner de 20 a 30 ºC por debajo de la temperatura requerida para su receta durante el precalentamiento. Seguidamente hornear y regular el termostato a la temperatura deseada.

Consejos de uso


Al hornear, es importante no colocar las preparaciones demasiado cerca de las paredes para evitar que los bordes de las preparaciones se quemen. También se aconseja y para evitar las salpicaduras de grasas durante la cocción de carne, el uso de recipientes de alta inercia calórica (recipientes de barro, cacerolas de hierro esmaltado) con bordes altos, adaptados al tamaño de la pieza a asar, y darle la vuelta a las carnes rojas a media cocción y cubrirlas con el jugo de cocción.

Mantenimiento

Con el fin de preservar el medio ambiente, Lacanche ha optado por un método de limpieza tradicional que evita la emisión de gases tóxicos. Por eso los hornos están recubiertos con un esmalte vitrificado antiácido liso y fácil de limpiar y están equipados con paredes laterales desmontables que pueden lavarse en el lavavajillas.
Los hornos se pueden limpiar con una “esponja en espiral” de acero inoxidable y agua mezclada con un detergente natural a base de jabón. Se recomienda frotar las superficies con pequeños movimientos circulares con la mano mientras se ejerce una presión continua y regular. Luego simplemente enjuague con agua limpia.
Si el horno está muy sucio, aplique una mezcla de bicarbonato, agua y vinagre blanco concentrado en las paredes con una esponja. Después, caliente el horno a baja temperatura (80º) durante 45 minutos, luego rocíe las paredes con vinagre blanco y elimine las manchas más difíciles con una esponja en espiral de acero inoxidable. Enjuague con agua y luego limpie con un paño seco o papel absorbente.